Historia

Grupo Banamiel es una empresa de capital netamente dominicano, con domicilio social en este mismo país, y cuyo objetivo es la exportación de bananos y otras frutas. La empresa fue creada por un grupo de agroempresarios con el interés de garantizar un acceso sostenible al mercado internacional. La empresa inició sus operaciones el año 2004 con la exportación de bananos hacia Europa.

Los socios de la empresa son un grupo de agricultores de reconocida trayectoria, eficiencia e innovación en la producción bananera. Su establecimiento constituyó un gran aporte y proveyó alternativas de comercialización de los bananos a los productores asociados y otros independientes que decidieron utilizar los servicios de nuestra empresa.

Grupo Banamiel se rige por los principios de economía solidaria y la equidad entre sus socios. La empresa asume del cooperativismo los valores de la democracia, reconociendo a cada accionista el mismo poder de voto, al tiempo que se incentiva la promoción del negocio. En correspondencia con este modelo empresarial, desde sus orígenes Grupo Banamiel ha propiciado un esquema de participación, en el cual los pequeños productores han tenido su espacio de desarrollo con un reconocimiento igualitario en participación accionaria.

La Asamblea de Accionistas delega en su Consejo Directivo la conducción estratégica de la empresa. El Consejo propicia un ejercicio de Gobierno Corporativo basado en las buenas prácticas de gobernanza empresarial, para lo cual se ha redactado un código que rige las actuaciones de dicho Consejo. A tal efecto, se promueve con ahínco la transparencia, la eficacia de los mercados y la coherencia con el marco jurídico del país; articulando de forma clara el reparto de responsabilidades entre las distintas autoridades supervisoras, reguladoras y ejecutoras.

La empresa, además, ha visto la posibilidad de tener mejores condiciones operativas, a la vez que ayuda al surgimiento de una zona deprimida por tradición en la República Dominicana, como lo ha sido la zona de las provincias fronterizas. Es por ello que Grupo Banamiel se acogió, desde el 2008, a la Ley 28-01 para el Desarrollo Fronterizo, que exonera del pago de impuestos a las empresas que físicamente se ubiquen en las provincias fronterizas. La empresa inicia desde entonces el plan para mudarse de la ciudad de Mao, provincia Valverde, hacia la provincia de Montecristi. Este proceso se logra concretar en el año 2011, cuando se instala finalmente en la comunidad de Hatillo Palma (provincia de Montecristi) en el mes de agosto.